Ushuaia (el fin del mundo) día II

Quiero empezar la crónica de hoy diciendo que me he enamorado (y no precisamente de las argentinas, aunque las hay muy guapas y con ese acento…. Pero bueno vamos a centrarnos que si no vamos a terminar metiéndonos en un lío, ya verás…) y es que esta ciudad nos tiene locos, nos ha conquistado en muy poco tiempo, parece increíble, pero así es… es una maravilla y aunque tiene un clima poco agraciado (no quiero saber la temperatura que puede hacer en pleno invierno... pa morirse)

Debido al lío en que nos habíamos metido gracias a Aerolineas Argentinas (al perder casi un día con lo del cambio de vuelo) y a que hoy era 1 de Mayo y por lo tanto feriado (como dicen ellos) nos hemos levantado muy temprano a ver si podíamos aprovechar el día, lo 1º era averiguar cuales de las actividades que queríamos hacer estaban disponibles para hoy, la cosa empezó a fastidiarse un poco cuando la oficina de turismo era lo primero que estaba cerrado, así que decidimos pasar a ver el tema de las navegaciones cuando nos llamó la atención un chaval que nos dijo que era de una de las empresas que llevan con un minibús/furgoneta al parque del fin del mundo (lo que ahorra mucho dinero ya que si la conciertas con una empresa te cobran 120 pesos por persona, cuando de esta forma han sido sólo 50 por cabeza (además es mejor porque al hacerlo todo a patas estás más en contacto con la naturaleza, que si lo haces todo en furgoneta es como quedarse a medias). En el tiempo que quedaba para irnos finalmente de esta forma al parque nos hemos acercado a por información de las travesías. A la llegada al parque nos ha preguntado el conductor de donde venía cada uno, ya que si eres argentino pagas mucho menos en sus parques nacionales, cuando le hemos dicho que éramos españoles (Había otra pareja que también lo era) ha comentado que vaya fastidio porque nos iban a cobrar más (cosa que nosotros ya sabíamos, que conste) pero cuando empieza a dar la gente el dinero y vemos que no piden nada para asegurarse si eras o no del país nos entraron las dudas (bueno a mi, que mi moni es mu decente, jejejejejeje) pero todo se subsanó cuando le di el dinero al conductor para que pagara y me guiñó el ojo mientras decía que éramos argentinos (como con la otra pareja) osea que nos hemos ahorrado 40 pesos por barba (mejor por cabeza que moni no tiene barba…).

Teníamos hasta las 13:30 (osea 3 horas) si queríamos llegar a tiempo para coger el catamarán y así hacerla navegación, así que nos pusimos manos a la obra, eran 4 kms largos y muchos senderos entre medios que había que ver (al menos ya que habíamos ido que viéramos algo, amos digo yo…) y es que estaba lleno de lagos chulísimos, nos ha encantado, esos colores ocres, esas hojas rojizas tan típicas del otoño, esas montañas y lagos… la verdad es que ha sido genial, nos hemos pegao una pechá de andar, pero ha merecido la pena ya que hemos visto todo, eso sí de avistamiento de castores nada de nada, yo creo que nos han tangao, jejjejeje. Hemos hecho muchísimas fotos y encima hemos llegado a tiempo para coger la furgoneta de vuelta (aunque realmente no nos ha recogido a la hora indicada si no media hora después… nosotros pensábamos que ya no llegábamos a la travesía en barco, pero justo a tiempo….

Nada más llegar nos hemos metido en el barco, sin comer ni nada, esperábamos que como el servicio de cafetería estaba incluido podríamos tomar algo allí, pero nada más lejos de la realidad, ofrecieron muchos cafés, tes, mates, pero los pastelitos enseguida los quitaron de en medio… La navegación mu bien, la verdad, sólo tiene el pero del frío que hacía (pa morirse), que ni con guantes ni con gorra con orejeras te lo quitabas de encima, de hecho he terminado con dolor de cabeza y todo por culpa del airazo helado que hacía... pero por lo demás, muy bien, hemos visto a unos pájaros llamados cormoranes que son similares (aunque de diferente familia) a los pingüinos, a los leones de mar (de uno y dos pelos) y el faro que denominan el del fin del mundo (aunque nos han dicho claramente que realmente no es este el que citaba Julio Verne en su última obra porque ha tenido varios cambios de ubicación) pero sí es el que más se le acerca... Al final no hemos podido ir a la estancia Haberton ya que los pinguinos se han ido a tierras más cálidas (brasil). En definitiva 400ypico fotos y la sensación de que hemos aprovechado muy bien el día… Mañana queremos ir a un par de lagos e incluso una estancia (joer todo aquí es comer…) a ver como lo hacemos porque también queremos ir al museo del presidio y alguna que otra cosa (no estaría nada mal que echaran por alguna tele el PARTIDO)

Para cenar nos hemos ido a un restaurante a comer la centolla fueguina (estamos hasta las narices de buffet) la verdad es que nos ha decepcionado un poco (y encima esta vez tampoco es que haya sido precisamente barato...) pero bueno, tampoco hay que volverse exquisitos...

Un abrazo a todos Kike y Moni (aunque esté dormida sé que lo manda desde el 7º sueño…)

1 comentarios:

Ácaro dijo...

Eres un c... con pintas, Kike. Menos mal que Monis tiene paciencia.
Me ha encantado tu descripción de la fauna del fin del mundo. Sobretodo el león marino de 3 pelos...

Besos de parte de la bruja piruja

Publicar un comentario en la entrada